domingo, 22 de noviembre de 2020

Taller de Historia 3 – 4 (21-11-2020) Los pechos al señor del priorato

 Otra plácida tarde de otoño para reunirnos un ratito y hablar de nuestra historia y de pretéritas formas de vida. Dos turnos con aforo limitado en toda la extensión de las salas de Conferencias y Polivalente nos dan seguridad en estas reuniones.

Puente Balancero. Caz del Canal del Gran Priorato. Cervera. Félix Patiño 03-03-2020.

En primer aspecto tratado fue la terminación de Villanueva y el Priorato, las actuaciones de este arquitecto en:

Villacentenos con el caz del canal del Gran Priorato, con el objetivo de revitalizar una vez más este núcleo de población  

Iglesia parroquial de Turleque. 2020. Félix Patiño

Y en Turleque con tres tareas señaladas:

1.- La iglesia parroquial de Santa María con su personalidad y rasgos elegantes neoclásicos.

2.- La reforma de la casa tercia.

3.- El caz de desagüe en el río Algodor de la laguna de la Vega.

 El segundo punto tratado fue un conglomerado con:

-          La aparición de un nuevo tema: las nodrizas de la Corte

-          Un recuerdo para la nueva exposición del Centro de Interpretación de Pecados y Danzantes: Templado al Rojo Cereza

-          Exposición de 10 fotografías de la colección de don Alejandro López Santamaría

 

Primera sesión del Taller. 21-11-2020. Mª Carmen Comendador.

El tercer punto: La fiscalidad en el Antiguo Régimen. Seguimos la información que nos dan los documentos siguientes: Las Relaciones topográficas de Felipe II (1575), el Apeo de Bienes derechos y regalías pertenecientes a la Dignidad Prioral (1578), la Visita de 1655 y el Catastro de Ensenada (1752).

Primera sesión del Taller. 21-11-2020. Mª Carmen Comendador.

Caminando esta senda, nos encontramos con los siguientes hechos:

1.- En nacimiento de la villa de Villafranca ¿1306 o 1344?

2.- Villafranca alcanza la categoría de Villa en 1557

3.- Los molinos de rodezno que se nombran como propios de esta villa en 1575 son: Esteban Hernández, Pastrano, Calçuelas y Romero. Aquí paramos para ver las diferencias en las tecnologías de rodezno, aceña y regolfo.

4.- La existencia de la dehesa boyal propia del Concejo.

5.- Las construcciones religiosas en 1575: Iglesia de Santa María, ermitas de San Sebastián, San Cristóbal y San Ana, esta última en construcción.

Desde aquí entramos en la información del apeo de 1578. Muy detallado y fuente especial de información. Lo desarrollaremos en la próxima sesión de 5 de diciembre.

Aquí tienes algunas imágenes de la presentación.

domingo, 8 de noviembre de 2020

TALLER DE HISTORIA 3 – 3 (07-11-2020) Juan de Villanueva y el Gran Priorato (1777-1811)

 

En tiempos de confusión, inseguridad y recelo, nuestro Taller no se quiere permitir un parón que lo relegue a la inactividad. Siguiendo todas las normas de sanidad necesarias y obligadas, hemos hecho dos turnos de grupos pequeños.


1.- Grupo del primer turno

Hemos dedicado la tarde a repasar la programación, siempre pendiente de la evolución de la pandemia, y a una persona que contribuyó al desarrollo social y económico de nuestro entorno, entonces organizado como el Gran Priorato de San Juan: El arquitecto Juan de Villanueva, ilustrado, convencido de la necesidad del progreso humano, revisor de todas las obras públicas del priorato desde 1777 a 1811.

El coordinador ha comenzado reconociendo que el contenido esencial de su explicación pertenece a una charla que se tenía prevista para las jornadas “Frey Quirós” de Turleque en la primavera pasada. Por razones de sobra conocidas no fue posible su realización y ahora compartimos estos datos.

Primero identificamos a Villanueva a través de sus obras más conocidas como el Oratorio de Caballero de Gracia, el Museo del Prado o el Observatorio Astronómico. Luego, señalamos su mano en obras religiosas y civiles que trajeron progreso a los pueblos del priorato.

2.- Primer turno

Villa a villa, hemos repasado sus actuaciones, nuestro guía ha sido, entre otros libros, el trabajo de Rubio Liniers.[1]

Alcázar de San Juan, Argamasilla, Ruidera, Camuñas… todos los pueblos que entonces componían el priorato, fueron acariciados por su mano, en mayor o menor medida.

Las recurrentes reformas de los templos, repasos de los tejados, renovaciones de los tabernáculos, reformas integrales de algunas iglesias como las de Camuñas y de Villafranca; las obras en los grandes almacenes de diezmos que son las tercias (aquí recordamos que tenemos pendiente visitar la de Arenas de San Juan); las obras civiles con el objetivo de procurar el desarrollo económico y social como el canal del Guadiana o de urgencia para asegurar la vida de algún municipio, como las desplegadas en Turleque y Villafranca después de las desastrosas inundaciones de septiembre de 1801.

3.- Grupo del segundo turno

El trabajo de Villanueva fue acompañado de la visión ilustrada de un prior único, don Gabriel de Borbón y de un administrador sensible a las necesidades de sus gentes como Miguel Cuber. El despotismo ilustrado fijó entonces su mirada en estas tierras de la Mancha. Después de 1788, con las muertes de don Gabriel y de su padre Carlos III, entramos en un nuevo período con menos posibilidades económicas, aunque los trabajos para continuar con las mejoras continuaron, Villanueva siguió trabajando. Las crisis de la Hacienda, los desastres naturales, la administración cicatera y la Guerra de la Independencia, acabaron con un momento que bien pudo ser una primavera para el desarrollo social y económico. La personalidad de Juan de Villanueva estuvo siempre presente.

Aquí tienes una breve selección de temas e imágenes de lo tratado.



[1] RUBIO LINIERS, Santiago. La arquitectura de Juan de Villanueva en la Mancha. 1999.

domingo, 25 de octubre de 2020

Taller de Historia 3-2 El Cielo de Camuñas sobre Pecados y Danzantes

 

1. Camuñas desde el Centro de Interpretación. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño

Sábado 24 de octubre, renunciando a un plácido paseo de una tranquila tarde de otoño y en competencia directa con un Barcelona – Real Madrid, cuarenta Amantes de la Historia nos reunimos en el Centro de Interpretación de Pecados y Danzantes de la localidad hermana de Camuñas. Huelga decir que se han cumplido todas las normas sanitarias que exige el momento.

Agradecemos la amable invitación de Cecilia, concejala de Cultura, la atención, la amabilidad y las explicaciones de Elda, informadora turística y de Gabriel, presidente de la Hermandad.

Puntuales, como siempre, comenzamos la sesión con la charla de Florentino Caballero, viejo amigo de nuestro taller, sabio, aunque él no lo reconozca y entendido observador del cielo. Presentó su última exposición de astrofotografías De Camuñas al Cielo II. Hizo desfilar ante nuestros ojos detalles del Universo que ha captado desde los cielos de Camuñas:

  •   Vimos que la luna tiene colores, la adornan tonos azules y ocres. Sus accidentes: mares cráteres, montañas, valles.
  •   El Sol con sus manchas, protuberancias magnéticas y peligrosas eyecciones solares que, hasta ahora no han causado grandes daños, pero son peligro despreciado para nuestra tecnología. Los ciclos solares son de once años y estamos estrenando uno nuevo que esperamos nos sea beneficioso.

2. Florentino Caballero en su explicación. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño

 

  •   Los planetas: Venus o el Lucero del Alba, Marte, Júpiter enorme, gaseoso, al borde de la masa crítica para convertirse en una estrella, casi hace realidad lo relatado en las Odiseas de Arthur C. Clarke; Saturno con su hexágono polar, y el lejano Urano.
  •   Las constelaciones y las nebulosas de emisión, de reflexión o invisibles, con colores cautivadores y nombres que recogen todas las mitologías. Supimos que la nebulosa de los Velos es la consecuencia de una supernova que se vio en la Tierra hace 8000 años, poco antes de la aparición de la historia, pues no hay constancia escrita de su consecuencia que fue una luminosidad que borró las noches en la tierra durante meses. ¿Qué explicación darían las sociedades humanas prehistóricas a este fenómeno? También comprobamos la relación entre las Pléyades y la práctica de los oftalmólogos de la Grecia clásica.
  •   La galaxias, lejanas, cautivadoras, amenazantes, innumerables.
  •   La charla termina con un vídeo que enlaza con elegancia las fotografías de la exposición con música de Darío Palomo.

3. Las Pléyades y los oftalmólogos griegos. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño.

 Es una exposición que merece ser visitada y dedicarle un tiempo. Hemos tenido la suerte de contar con la presencia de su autor, visitarla en estos días es una buena idea. Tenemos más información en:

http://cielosmesetarios.blogspot.com/

https://www.flickr.com/photos/144675045@N08/ 

                Después de las preguntas del auditorio a Florentino, pasamos a segundo tema: La fiesta de Pecados y Danzantes de Camuñas. Una tradición compleja y bella que pierde sus orígenes en los claroscuros del tiempo y que se mantiene floreciente gracias a la tenacidad de un pueblo amante de su cultura.

4. Elda, Florentino y Gabriel contestan a las preguntas del auditorio. 24-10-2020. F: Félix Patiño.

                Un vídeo sobre todos los detalles de esta tradición y las explicaciones de Elda y de Gabriel nos han iluminado sobre términos como Tejer el cordón, Pecado, Danzante, Capitán, Judío Mayor, Cordel, Pecadilla, Correa, Suplente Correa, Pecado Mayor… Una jerarquía evocadora de diferentes explicaciones de la fiesta. Su compleja y cuidada vestimenta, sus danzas al son de una música ensimismante. Domingo de Resurrección, jueves del Corpus, viernes y días siguientes. El Santo Paparro, los Tiznaos, etc.

5. Detalle del vídeo. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño.


               Cientos de elementos que nos mostraron con más detalle en las visitas guiadas y por grupos a los tres espacios de exposiciones permanentes y temporal.

6. Una sala del Museo. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño.

         










Acabamos con una invitación a un refresco en el patio de Centro. Fue una tarde muy agradable y nos hemos sentido muy bien tratados, de nuevo gracias a nuestros anfitriones. Tenemos más cosas pendientes con el patrimonio de Camuñas y con Florentino y sus miradas al cielo.

                Este Centro de Interpretación de Pecados y Danzantes es un lugar que merece una visita (o dos) más tranquila, una lectura atenta de sus paneles y un repaso de su completa información, de sus imágenes, objetos y modelos.

7. Un expositor del museo. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño.

 

8. Elda explica los detalles de los trajes. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño.


9. Museo. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño.
10. Panel del museo. 24-10-2020. Fotografía: Félix Patiño.

lunes, 19 de octubre de 2020

DE CAMUÑAS AL CIELO II – Astrofotografías de Florentino Caballero Santacruz

 

El pasado sábado, mientras Florentino Caballero nos mostraba las increíbles imágenes de la Nebulosa del Velo, aprendí que esa nebulosa es el resultado de la explosión de una estrella que pudieron ver los humanos que ocupaban nuestro planeta en el comienzo de la historia. Durante meses, las noches estuvieron iluminadas ¿qué explicación darían nuestros antepasados a esta ruptura de la normalidad?

En enero, en este mismo foro, yo comentaba que Es una colección digna de la mejor de las salas. Nuestro pueblo cuenta con sala de exposiciones y no puede dejar pasar la oportunidad de que los villafranqueros disfruten de esta excelente muestra fotográfica. Muchos hemos mirado al cielo y nos han venido a la mente preguntas, seguro que son las mismas que en la prehistoria se hicieron nuestros ancestros. Con la colección de Florentino Caballero, entenderemos parte de estas dudas.

Esta afirmación la mantengo. La colección de astrofotografías de Florentino Caballero Santacruz merece un repaso detenido y sí él nos acompaña se convierte en un lujo que disfrutan sólo unos pocos.

La pertinaz pandemia que padecemos nos desbarató los planes de traer a Florentino y su obra a Villafranca. Ahora, la concejalía de cultura de Camuñas ha montado una nueva exposición de su maestría.

Sin renunciar a tenerlo en nuestro Taller y en nuestro pueblo, la exposición “De Camuñas al Cielo II” es muy recomendable y supone un viaje corto al pueblo hermano y al Centro de Interpretación de Pecados y Danzantes. Merece la pena conocer esta exposición y de paso, entender la riqueza cultural que encierran los Pecados y Danzantes de Camuñas.

Florentino explica su exposición, un lujo. 17-10-2020


El cielo de Camuñas y el cometa Neowise, 17-10-2020

La Luna tiene color, 17-10-2020

Florentino y el color captado en el cielo. 17-10-2020

Fotografía de la exposición. Félix Patiño, 17-10-2020

Una buena propuesta para el Taller de Historia. Ya hemos sido invitados. Iremos.

lunes, 12 de octubre de 2020

Taller de Historia 3-1 – HISTORIAS DE LA PLAZA DE LA CARNICERÍA

 

Arrancamos con ganas el nuevo curso de nuestro Taller de Historia, los acontecimientos en la temporada anterior nos impusieron un frenazo abrupto e inesperado, reduciendo nuestra actividad a las redes sociales. Hoy no podemos reunirnos más de 10 personas, con la conveniente distancia de seguridad y en el exterior. Respetando estas normas, Félix Patiño ha explicado lo mismo en cuatro momentos con diferentes grupos de 9 personas del Taller. Dos tardes agradables de otoño y la antigua plaza de la Carnicería han puesto el entorno ideal para el relato de nuestra historia próxima.


Seguimos las huellas de los hechos pasados en tres lugares de la plaza:

 1º.- La Tercia de Villafranca, sede del poder económico del señor feudal, lugar donde paraban los tributos al Prior en especie: cereales, uvas, azafrán, quesos, etc. Gran almacén bien construido del que no quedan restos, sólo los datos que aparecen en algunos papeles que duermen en los archivos.

En el apeo de bienes de 1578[1] se dice:

Asimismo declararon e apearon que su Señoría tiene en esta villa las casas de la Tercia que tienen donde se echa el pan e vino que son pertenecientes a la Dignidad Prioral que son en esta dicha villa junto a la Iglesia a linde con casas de Lucía Gómez, hija de Antón Fernández Meco difunto e por las espaldas con casas de Juan Caballero que tiene una cueva con puertas, y encima de la cueva tiene una sobre cueva donde se echa cebada e centeno e una bodega larga a par de la dicha cueva donde se encierra el vino, y encima está una cámara donde se echa el trigo e candeal en la cual está un pozo con su brocal en la cual están tres jaraíces con su viga y esto es notorio e por tal tercia de la Dignidad Prioral es habida en esta villa con los dichos anejos____

Debió ser una construcción sólida y amplia con tres niveles desde el sótano a la primera planta. Fue reformada a lo largo de toda su historia con el evidente fin de mantenerla operativa. Algún ejemplo nos señala Gijón Granados[2] en su tesis:

La casa tercia de Villafranca de los Caballeros ampliaba sus capacidades con la compra de una casa contigua en 1782, después se arreglaron sus bodegas y se compraron tinajas (1786). (…) A finales de siglo se rehabilitaron las oficinas de la “panera de la casa tercia” pero con las inundaciones de 1799 esta se veía dañada. (…) En 1805 el aparejador Joaquín Francisco Pérez interviene en el reparo de la casa tercia, bajo la tutela de Villanueva.

Lugar de recaudación, de almacenamiento y algunas veces, lugar de protección. Durante las destructivas inundaciones de finales del XVIII, este edificio se mantuvo firme y acogió durante semanas a los más necesitados que se habían quedado sin sus casas.


2º.- Mirando hacia el sur, nos encontramos un gran hueco, una parte de nuestra plaza que estuvo ocupada por un edificio rectangular de dos pisos propiedad del Concejo. Con dos pisos, el piso bajo albergaba la Carnicería municipal y el superior, el Pósito.

Recordamos algunos retazos de la historia de Juan López de Dueñas, arrendador de las rentas de las alcabalas y sisa de las carnes en Villafranca durante la segunda mitad del XVII. Contamos sus problemas para cobrar el impuesto en 1680 y 1681 por la devaluación de la moneda y la crisis general que hace caer el consumo de carne y la compra oculta de carne para comer.

Es la planta baja de este lugar, la que ocupaba la carnicería, la que en Catastro de Ensenada (1752) se describe como Una carnicería con dos tajos de la que al presente es abastecedor don Manuel de Valenzuela, vecino de la villa, al que le regulan de utilidad anual 500 r v.


El piso superior de este edificio fue almacén municipal de granos. El Pósito que servía para prestar grano a bajo precio para siembra o consumo en años de necesidad. Regulaba a la baja el precio del grano panificable en momentos de hambre.

Esta plaza fue testigo de la revuelta de las mujeres de julio de 1789 que ya hemos contado en otras entradas y que recordamos con detalle gracias a la buena descripción que hizo un protagonista, el prior párroco don Antonio Luján y Cañizares.

 

3º.- La casa de los Díaz del Castillo: Nos aproximamos al lugar que ocupó la casa del escribano don José del Castillo en 1752. Ocupada en 1820 por la familia Díaz del Castillo, el padre Ramón Díaz del Castillo, escribano y sus hijos Ceferino Antonio, hombre de leyes, Ramón, abogado y José María, sargento de milicias liberales.

Después del pronunciamiento de Riego, Fernando VII ha vuelto a firmar a regañadientes, la Constitución de 1812, sigue implantado el toque de queda. Los hechos ocurren a las 11,30 de la noche del 18 de mayo de 1820.


En la misma plaza se enfrentaron el alcalde Evaristo Rodríguez Maroto y un miembro de la familia Díaz del Castillo, Ceferino Antonio. El motivo: no haber respetado este último el toque de queda y trasnochar demasiado paseando por esta plaza. El alcalde y un grupo de acompañantes haciendo su ronda se encuentran con Ceferino Antonio Díaz del Castillo, su hermano José María y un amigo de éstos. Veamos como cuenta el Alcalde el encuentro:

(…) acaba de encontrarse en la de los Hidalgos, cerca de la plazuela de la Carnicería a Ceferino Antonio Díaz Castillo, a su hermano María, Sargento de milicias y a Eladio Alejo de esta vecindad, a quienes preguntados por su Merced que de dónde venían, si no habían oído el toque de queda y habiendo contestadole solo el Ceferino con tono desmedido e insultante y demostraciones amenazadoras, puesto el sombrero en la cabeza, que el toque de queda era únicamente para que se cerrasen las tiendas y tabernas según se hacía en Madrid, en donde había permanecido mucho tiempo, de cuya capital acaba de llegar. (…) siendo más criminales estos abusos en el dicho Ceferino que no tiene modo de vivir conocido (…) Y últimamente que ha infringido el soberano decreto de 30-05-1814, según su manifestación, por estarles prohibido parar ni permanecer en la Corte a los que emigraron con el gobierno francés que le sirvieron, en cuyo caso se halla el Ceferino y por cuyo hecho tiene perdida la calidad de ciudadano (…)[3]

El Alcalde recluye en la cárcel a Ceferino Antonio y, según su informe, lo acusa de irrespetuoso con la autoridad de no tener la categoría de ciudadano y de afrancesado, pues debió ser un cargo importante de la administración de José I Bonaparte para emigrar con él a Francia.

                Ceferino Antonio como hombre de leyes se sabe defender, mostrando un permiso del Secretario de Estado de Gracia y Justicia para residir en Villafranca y cuenta con la ayuda de su padre y su hermano. Acusa al alcalde de detención arbitraria.

Traslúcese una conspiración para arruinar los que no convengan con ciertas ideas, y esos males no tardará le Ley en remediarlos. Vmd ha atropellado mi honor y libertad civil a su antojo, y me ha constituido reo de detención arbitraria, que es un delito, según el artículo 299 de la Constitución, si yo podía vivir en el pueblo, estaba bien que se me hiciere acreditarlo, pero sin turbar mi sosiego. Se ha llevado la idea delincuente de difamarme con una prisión, pero la Constitución me facilita los medios de reintegrarme en mi opinión y yo reclamo.[4]

En su defensa, Ceferino Antonio, confía en las leyes y estas leyes le darán la razón. El 12 de julio de 1821, la Justicia manda pagar las costas de la causa a Evaristo Rodríguez Maroto y exime de culpa a Ceferino Díaz informándole que debe entender, guardar y cumplir los bandos de policía y buen gobierno.


Otro hecho en el mismo sitio, frente a esta casa se enfrentaron en una quimera dos hombres de 25 años, Tomás Jiménez, criado de don Ramón Díaz del Castillo y Vicente Marchante, agricultor. Corrió la sangre, pero hubo pocos daños personales. El alcalde liberal Evaristo Rodríguez Maroto promovió la instrucción de una causa criminal contra Tomás, al que ingresa en la cárcel inmediatamente. Éste es un joven demasiado nervioso que en ese día apuntó a Vicente como objetivo de sus desvaríos, tal vez consecuencia del consumo de alguna bebida espirituosa. La víctima, Vicente Marchante, explicaba en su declaración[5]:

(…) desde las casas de Ramón y José Mª Díaz, donde sirve el Tomás, oyó como desde la casa o puerta de calle de éstos decían: loco, pícaro, indigno, borracho, vete a acostar, y estando sentado el declarante a la puerta de dicho pajar, le vino para él el Tomás Jiménez desde la de las casas calle del Díaz (…)

Dos años más tarde el caso se resuelve en una amonestación al acalde al que condenan a pagar las costas, devolviendo el expediente a la justicia del pueblo.

 CONCLUSIONES:

    La plaza de la Carnicería es un lugar céntrico de Villafranca insertado en el casco histórico de la localidad. Es relativamente fácil encontrar referencias a este lugar por alojar las puertas de la tercia y del pósito municipal.

   La desaparecida Tercia de Villafranca debió ser un amplio almacén bien construido y conservado. Se documentan su existencia y sus continuos reparos de manutención desde el siglo XVI al XIX.

     El pósito, igualmente sin huellas, es sólo una referencia en algunos archivos y en algún mapa del XIX. Su actividad está documentada en archivos como el Archivo Histórico Provincial de Toledo (Protocolos Notariales), en el Archivo Histórico Municipal de Alcázar de San Juan (AHMASJ) y en el Archivo del Palacio, Archivo del Infante Don Gabriel (AGP. IDG.)

     El colectivo de mujeres de Villafranca protagonizó un hecho para recordar en el 3 de julio de 1789. Esta revuelta se la pudo catalogar de poco importante por el protagonismo personas que no tienen la categoría de ciudadano completo como los hombres. Además el momento de crisis y las gestiones de don Alfonso Luján pudieron parar el golpe de castigo que la administración del priorato quería volcar sobre el pueblo.

     En Villafranca hemos encontrado un afrancesado que tuvo que emigrar con José I a Francia.

     Dos familias liberales se enfrentan con cualquier motivo: los Rodríguez Maroto y los Díaz del Castillo.

     En el Trienio Constitucional (1820-1823) los derechos individuales, impuestos a la sombra de la Constitución del 12, funcionaban. Los casos de Ceferino Antonio y de Tomás, frente a las decisiones precipitadas del Alcalde, acabaron en sendas reprimendas para el cargo municipal.

Félix Patiño Galán 12-10-2020



[1] APR, IDG, 760, Secretaría, f 11v,  Apeo de los bienes, rentas, derechos y regalías pertenecientes a la dignidad prioral en el partido de León; practicado en 1578.

[2] GIJÓN GRANADOS, Juan de A. La casa de Borbón y las órdenes militares  durante el siglo XVIII (1700-1809) P 746.

[3] AHMASJ. Causas criminales   189 / 27  -  4784. 1820 – 18 – mayo.

[4] Ídem.

[5] AHMASJ. Causas criminales. 190 / 01   4785. Causa criminal de oficio sobre una quimera habida en la plaza de la Carnicería de esta villa, en la que se aprehendió una navaja a Tomás Jiménez.



miércoles, 7 de octubre de 2020

PUENTES SOBRE EL RÍO GIGÜELA

Cruzamos los puentes como su hubieran estado siempre ahí, en su lugar, adecuado, oportuno, necesario, indispensable. La anterior entrada, dedicada a un puente impecable y elegante, nos ha movido a reflexionar brevemente sobre los puentes de nuestro entorno.

                Un puente es una solución y un facilitador de comunicación. Muchas veces, cruzar un puente suponía un gasto, el pago de un pontazgo o derecho que cobraba el dueño que podía ser el monarca, un señor noble, una ciudad o una institución religiosa. Los puentes son necesarios y sus dueños y constructores se han sabido aprovechar de ellos cobrando un pequeño impuesto por su utilización. Este peaje se convertía en algo indispensable cuando la alternativa suponía dar un rodeo que atrasaba o diluía un negocio o imponía una incomodidad impracticable.

                En nuestra tierra, llana y con ríos vadeables casi todo el año, los puentes son una necesidad que tiene alternativas fáciles. Han sido necesarios en momentos húmedos como las dos décadas últimas del siglo XVIII y algunos siguen ahí como testigos mudos de otros momentos pretéritos con cielos nublados y lluvias abundantes.

                Con esta entrada dirigimos nuestra mirada a dos puentes próximos que cruzan el Gigüela, el río noble y regular que marca el límite del término de Villafranca con las tierras de Alcázar de San Juan. Nuestro amigo Pablo Pichaco, entendido en plantas, animales, medio ambiente e historia de Alcázar diría que los puentes que vamos a referir son de Alcázar de San Juan, y lleva razón, ambos están en el término del pueblo vecino, pero no se puede negar que los dos forman parte de la historia de Villafranca por proximidad y por estar ubicados en lugares transitados por villafranqueros.

 

EL PUENTE DE LA TAMARILLA

Agüeros con sus carros ocupados por cántaros, hombres y mujeres con sus caballerías cubiertas con aguaderas que encerraban cántaros de todas las capacidades, campesinos con sus mulos, carros y labores, todos, durante más de doscientos cincuenta años, han cruzado pasado por este vetusto puente que ha aguantado el paso del tiempo. Aunque los años lo han marcado con la erosión del agua y de la incuria.

                Sobre el río, facilita el paso a la cañada Real Soriana y a los pozos de agua buena que ha usado Villafranca para beber durante mucho tiempo, los pozos de Navarro.

                En la galería fotográfica destacamos los detalles de un puente usado y olvidado como parte de un camino al que pocos miran.









 

EL PUENTE DEL DOCTOR Y EL PUENTE DE LA CARRETERA DE ALCÁZAR

Construido en la primera mitad del siglo XVIII, facilitó el paso franco sobre el Gigüela en la vía que unía Toledo y Cartagena. Los planos del puente y sus características[1] están en el Archivo Histórico Nacional, disponemos de ellos gracias a Vicente Torres, colaborador de nuestro Taller. Diseñado por José Antonio Iztueta y Aguirre, Ayuda de la Real Furriera[2] de Su Majestad y Maestro de Obras del Real Sitio de Aranjuez. Fue construido entre 1743 y 1744 por Cosme Sánchez Matheo maestro arquitecto y vecino de Alcázar. Fue un puente con fábrica de sillería y de construcción sólida, con dos ojos de arcos diferentes. Sobre uno de sus dibujos nos hemos permitido escribir y señalar sus elementos básicos. 

No podemos afirmar con exactitud su ubicación, es posible que estuviera en entorno del molino con este nombre pues el camino de Alcázar pasaba por allí.

En la actualidad, el puente de la carretera de Villafranca a Alcázar es una moderna construcción con tres ojos. También tiene su historia que nos aporta nuestro reciente colaborador Roberto Félix García. Nos informa que antes estaba formado por un grupo de 3 pontones se construyó con la carretera "de El Bonillo a Madridejos por Villafranca y Camuñas a enlazar con la de Madrid a Cádiz" (después C-400, de Toledo a Alcázar o a Albacete).







   Sobre un mapa de 1954, señalamos los puentes de los que hemos hablado con alguna suposición ante la falta de datos. Prometemos buscar la información necesaria. 

Félix Patiño Galán 07-10-2020


[1] CONSEJOS,114, Exp.3_0001-3_0072

[2] Furriera: Oficio de la Casa Real, a cuyo cargo estaban las llaves, muebles y enseres de palacio y la limpieza de ellos y de las habitaciones (RAE). En esta época el rey es Felipe V.



miércoles, 30 de septiembre de 2020

EL PUENTE DE HERENCIA, 232 años muy bien llevados

            Los villafranqueros conocemos como puente de Herencia el situado en la carretera que une esta localidad con Villafranca, seguro que no nos equivocamos si decimos que todos los villafranqueros hemos pasado por él innumerables veces. Un punto que anuncia el límite cercano de la provincia de Toledo hacia el sur y la proximidad de Villafranca en sentido contrario. Acoge con decisión las aguas del Amarguillo, cuando éstas corren, pero nunca vemos sus dos ojos señoriales ni su factura elegante de sillería que tiene más de 230 años.

Entre 1786 y 1801 Villafranca sufrió 9 inundaciones que iban creciendo en intensidad. Las hemos contado en otros artículos y sólo las recordaremos como contexto en el momento de la construcción de este puente.

                Mencionamos este puente cuando repasamos las inundaciones de finales del siglo XVIII, analizando las actuaciones de las autoridades ante las recurrentes venidas que empobrecían Villafranca y señalamos como “segunda actuación” la limpieza del cauce del Amarguillo y la construcción del puente sobre el camino de Herencia.

En 1788, el bailío don Miguel Cuber da órdenes a los ayuntamientos de Consuegra, Madridejos, Camuñas, Villafranca y Herencia para que todos procedan a la limpieza, profundización y enderezamiento del curso del Amarguillo. Esta orden acarreaba el problema de la financiación que corría a cargo de los propietarios de las tierras ribereñas como principales interesados, la ausencia de caudales en los pósitos y los pocos bienes y ganas de los afectados entorpecieron el desarrollo de las obras. Aquí, la villa de Villafranca tuvo una actuación ejemplar y encauzó su parte de río antes que las demás.

Los alcaldes de Villafranca informan al Prior, en carta de primero de marzo de 1788[1], que ya han limpiado el cauce del río Amarguillo que les compete y en el mismo escrito apremian para la construcción de un puente:

El dicho puente es de tanta necesidad que otra no iguala, y singularmente en el hoy más que nunca, con motivo de haberse limpiado ya el mismo río, y profundizado lo bastante, en el sitio en el que ha de construirse, y correr con mucha agua de las presentes lluvias, de tal forma que no puede pasarse, de un lado a otro, sin buena caballería, y que no lleve carga, y por ello, aunque Don Francisco Sostre se ha avistado, con los dichos exponentes, y comunicado lo necesario, sobre la fábrica del enunciado puente, se hace forzoso se levante, con la posible brevedad, ya por evitar los perjuicios de no poder cruzarse, en la forma referida, como por los daños que se ocasionan, a los Pobres que pasen, a Herencia y a los pocos trabajadores sin caballerías.

Los alcaldes José Manuel Álvarez de Lara y Bernardo Rodríguez Maroto, pidieron que Francisco Sostre reconociera el lugar en el mes anterior, cosa que hizo éste con la mayor diligencia. A primeros de marzo el plan del puente estaba terminado y fue aprobado por don Gabriel el 14 de marzo de 1788. El infante y su bailío Cuber, consideraron indispensable su construcción.

La obra se adjudicó a los maestros alarifes de Villacañas Matías y Emeterio del Pozo en el precio de 7400 r v. Fue del gusto de Sostre, de manera que a petición de los constructores se les entregaron otros 900 r v, ya rematado el puente.

                Muchos de estos datos aparecen en artículos anteriores, ahora, consideramos que debemos hacer justicia a esta obra ilustrada de calidad, que sigue prestando sus servicios con honestidad y eficacia, sin estridencias y sin que nadie repare en ella.

                Los planos[2], aprobados por el Prior, están en el archivo de Palacio Real, fueron encontrados por nuestro amigo y sabio villartero José Muñoz y amablemente nos los ha cedido, detalle que agradecemos de corazón. Nos servirán para analizar la obra, lo mismo que las condiciones para su construcción, detalladas por Francisco Sostre, Maestro de obras de la Dignidad Prioral.

                 Analicemos estas condiciones, veamos los planos y visitemos, con fotografías actuales, el puente y sus detalles. ¿Nos acompañan?

                Aquí está el puente en la actualidad, mostrando elegante su porte, siempre oculto pues pasamos sobre él pendientes de la carretera y nunca lo veremos desde nuestros vehículos ni paseando sobre la vía.

1.- Puente sobre el río Amarguillo en el camino real a Herencia. Fotografía: Félix Patiño, 21-09-2020


Si miramos el plano aprobado y las condiciones comprobaremos que la obra estaba bien trazada desde el principio, contó con la aquiescencia y el convencimiento de personas ilustradas que no optaron por alguna alternativa de bajo coste, aunque ésta existiese. El coste previsto del puente era de 9357 reales de vellón, pero el arquitecto responsable tenía un plan B de 7890 reales de vellón con un puente más pequeño

(…) Pero si V I quisiere se reduzca el ancho en él a sólo 14 pies de luz (que a la verdad es poco) sólo tendrá el de 7890 r vn  todo lo que comunico para que disponga lo conveniente (…)[3]

De sus palabras y de la voluntad de los gobernantes se concluye que optaron por hacer la obra con la calidad necesaria.

Éste es el plan original aprobado. Sobre los planos nos hemos permitido poner notas y retoques con lo fundamental:

2.- Composición sobre el plano original de Francisco Sostre

En el conjunto de condiciones para la construcción aparecen detalles que aseguran la calidad. Cuando se refiere a la construcción de los cimientos o cepas del puente, además de su profundidad, establece que deberá macizarlas de buena mampostería, piedra, cal y guijo (…) bien apisonado para cuyo fin debe hacer las mezclas de dos espuertas de arena rasas y una de cal colmada dejando las zanjas enrasadas. Los tres muros, dos laterales y el central que sostienen las bóvedas deben ser de piedra de sillería de pie y medio de alto por dos de tizón (…) Los tajamares deben formar parte de las piezas del muro (…) cuajando de un lado y de otro la hilada de sillería de dos pies de tizón, formando sus piezas de plantilla, para la formación del tajamar de entrada y salida (…) Un último detalle es que dispone el empedrado de la calzada del puente.

                Una vez diseñado, este proyecto debe hacerse realidad y, como ya hemos dicho, los constructores, bajo la dirección de Sostre, fueron los hermanos Matías y Emeterio del Pozo, maestros de arquitectura y cantería, residentes en Villacañas. Lo hicieron por el precio de 7400 reales de vellón, que se nos antoja poco ante lo presupuestado por el aparejador del prior. Si miramos la construcción tal y como está ahora veremos que se ajusta en todo a lo especificado en las condiciones, incluso, nos parece que fue mejorado el proyecto original. Hay un detalle que nos llama la atención: la bóveda de los ojos es de sillares de piedra y no de ladrillo como se previó. Ignoramos, si teniendo en cuenta que los hermanos Pozo eran maestros en cantería, les pudo suponer menos trabajo poner sillares en lugar de una fábrica de ladrillo.

                Lo que nos cuentan los papeles del archivo es que en octubre de 1788, los constructores dirigen una petición[4] al prior para que tenga en cuenta los costes de la obra y las condiciones del tiempo, y le piden un aumento de los pagos sobre lo estipulado pues calculan que su construcción vale más de 15000 reales de vellón. Aducen varias razones como

-          La fábrica de buena piedra labrada bajo las mismas condiciones (…)

-          Los continuados aguaceros que duraron todo el mes de mayo (…) retrasaron los viajes a las labores e impidieron la carga de mayor peso (…)

-          El excesivo valor de materiales y manos que han ocupado en la construcción del puente.

-          Pérdidas que han experimentado en sus labores por no haber concluido sus barbecheras ni ahora sembrar las barbecheras porque las falta el competente cultivo.

Este pormenor concluye con un informe del aparejador Sostre de 18 de mayo de 1789, favorable al pago de una gratificación que se traduce en 900 reales de vellón. En septiembre, los hermanos del Pozo siguen recordando al prior la gratificación, por fin en junio del año 1790 se libran las cantidades que saldan el pago de la obra.

 

Conclusiones:

                El puente de la carretera que va a Herencia es una construcción de 1788, con planos y control de la obra de Francisco Sostre, aparejador del prior don Gabriel de Borbón.

                Su calidad de construcción está fuera de duda, los planos están bien trazados y la obra de los hermanos del Pozo la mejoraron con el empleo de sillería bien trabajada.

                Actualmente el puente está oculto a la vista de cualquier viajero, el acceso es difícil y poco aconsejable. Y mientras no cambien las condiciones no conviene visitarlo por el tráfico de la carretera y la ausencia de un camino alternativo.

                La obra sigue ahí de una pieza, sólo se puede observar por su lado occidental. El oriental ha desaparecido por la ampliación de la vía, una obra nueva ha hecho crecer los ojos del puente y la fachada oriental es una gran obra de hormigón. El progreso ha sabido utilizar un puente antiguo en perfecto estado y ha cegado una cara del mismo.

                Este puente es un ejemplo de buen hacer.

 

Por último añadimos una galería fotográfica que completa lo escrito hasta aquí. Recuerden, no vayan a visitarlo, es peligroso.

 

3.- Medidas en metros y pies castellanos. Fotografía, Félix Patiño 21-09-2020.

4.- Medidas. Fotografía, Félix Patiño 21-09-2020.

5.- Última ampliación para extender la vía. Fotografía, Félix Patiño 21-09-2020.

6.- Partes del puente. Fotografía, Félix Patiño 21-09-2020.

7.- Tajamar labrado, sólo podemos admirar éste. Fotografía, Félix Patiño 21-09-2020.

8.- La cara Este del puente que oculta la cara original. Fotografía, Félix Patiño, 21-09-2020.
Félix Patiño Galán 30-09-2020

____________

[1] APR. IDG. Secretaría. Legajo 277. Cont.

[2] APR. IDG. Contaduría. Asuntos Varios. Legajo 193.

[3] APR. IDEG. Secretaría. Legajo 277. Sostre remite el plan del puente a Cuber.

[4] APR. IDG. Secretaría. Legajo 277. Cont. 31-10-1788. Petición de Matías y Emeterio del Pozo.